La mordaza

Un espacio para difundir los efectos censuradores de la Ley de Comunicación de Ecuador

La Hora: Periodistas temen ‘control de la comunicación

Deja un comentario

la hora

El proceso de “control de la comunicación” instaurado por el Gobierno, que se ha dado durante los últimos años y que se ha “instrumentalizado” con la Ley de Comunicación, preocupa a periodistas, representantes de medios y catedráticos.

La conformación de un solo “sentido mediático”, entendido como la construcción de un retrato de la realidad desde el oficialismo, es lo que se ha producido desde antes de la vigencia de la norma, según el consultor en comunicación Christian Oquendo, quien ayer participó en el foro internacional ‘¿Censura o comunicación? 365 días de la Ley de Comunicación’, organizado por Fundamedios. Hoy la Ley cumple un año desde su aprobación.

El estudio del impacto de la Ley de Comunicación, que fue presentado ayer por Fundamedios, da cuenta de cómo las fuentes oficiales han primado en el espacio de entrevistas en los medios televisivos y cómo se han convertido en el eje de las publicaciones.

Si bien antes de la normativa los actores oficiales fueron el centro de atención, en el 29% de las 355 entrevistas analizadas, después de la vigencia de la Ley creció hasta el 42%. No solo son de quién se habla en los espacios de opinión, sino que también son los entrevistados.

“Los actores oficiales se convirtieron en el eje central de las notas, son las preeminentes”, comentó Oquendo. A criterio del experto, se deja de lado a la ciudadanía real, se busca neutralizarla, y priorizar la ‘voz de Dios’, o de las fuentes oficiales.

Guadalupe Fierro, vicepresidenta de la Unión Nacional de Periodistas (UNP), puntualizó que el objetivo de la Ley es “establecer una agenda informativa desde el Gobierno”, “predeterminar los temas de relevancia pública” y “dirigir la atención a líderes sobreexpuestos”.

Segunda estrategia

Desviar la atención de los ciudadanos a temas culturales, deportivos, internacionales o delincuenciales, a lo que ocurre en ámbitos políticos, judiciales y económicos es otra de las estrategias que utiliza el Gobierno, a criterio del editor general de este Diario, Luis Eduardo Vivanco, quien también participó en el foro.

El objetivo es que se “neutralice la información incómoda” o la que podría avergonzar a las autoridades, explicó Fierro.

Pero también se busca construir un “país ideal”, señaló Oquendo, haciendo referencia a que la tensión se coloca fuera del país. Esto se suma a que la presencia de noticias de crónica roja o delincuenciales constituye un argumento para las autoridades de generar mecanismos de control y sanción.

Raúl Peñaranda, director ejecutivo del Grupo Andino de Libertades Informativas (GALI), puntualizó que en Ecuador el poder utilizó la Ley de Comunicación para controlar, creando una capacidad de disentir menor.

Miedo y autocensura

El exasambleísta y catedrático universitario César Montúfar cree que dentro del control de la comunicación, la Ley constituye solo una pieza del rompecabezas. Uno de los peligros es que la aplicación de la normativa va más allá de la ley porque en el reglamento se incorporan aspectos que no trata la norma.

Así, se da más atribuciones al Superintendente de la Comunicación, a quien se le dio la facultad de actuar de oficio y no con denuncias, convirtiendo su accionar en una “persecución permanente”. (AGO)

Crítica a medios oficiales

° Un estudio de Fundamedios a 1.359 noticias de los espacios informativos matutinos y nocturnos de GamaTV y TCTelevisión, canales incautados por el Estado, reflejan que el 38,6% de las notas no tienen fuentes (“información leída y montada sobre imágenes donde no se señala claramente la procedencia de la información”) y que el 18,5% maneja una sola fuente. El 42,8% restante tiene dos o más fuentes.

César Ricaurte, director de Fundamedios, considera que los dos canales hacen un ‘mal periodismo’ al no existir información contrastada. Además, existe una “estrategia discursiva” cuyo fin es establecer una sola línea de pensamiento.

De las noticias que tienen una sola fuente, el 57,08% corresponde al oficialismo (entidades públicas, funcionarios, ministros), seguido por los testimonios, con el 21,25%.

Por otro lado, los actores que aparecen con más frecuencia en las noticias son internacionales (18,76%), víctimas y sospechosos de delitos (14,49%) y actores deportivos (14,20%).

Publicado en La Hora.

Anuncios

Autor: Fundamedios

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios, FUNDAMEDIOS, es una organización de la sociedad civil que apoya el desarrollo de medios de comunicación democráticos y el ejercicio del periodismo de calidad. En cada una de sus ramas, la Institución busca generar un debate permanente sobre la relación entre el periodismo y la sociedad. Además conocer los retos principales que enfrentan los periodistas en la labor diaria de informar y los nuevos cambios que la sociedad propone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s