La mordaza

Un espacio para difundir los efectos censuradores de la Ley de Comunicación de Ecuador

2014 cierra con récord de 253 agresiones contra la libertad de expresión; 46% más que el año pasado

Deja un comentario

grafico 1El año que concluirá en las próximas horas se configura como el periodo con más agresiones directas para el ejercicio del periodismo y las libertades en el Ecuador con 253 ataques reportados de un total de 1031 desde 2008. La cifra representa un incremento del 46% en comparación con el 2013, cuando aún faltan 72 horas para que concluya el 2014.

El radical incremento se explica, en gran medida, por las vulneraciones a la libertad de expresión que representa la aplicación de una legislación restrictiva y que violenta los estándares internacionales en materia de libertad de expresión como es la Ley Orgánica de Comunicación (LOC). Esta legislación aprobada en junio de 2013 por la amplia mayoría gobiernista de la Asamblea Nacional y en aplicación práctica a partir de octubre del mismo año, cuando entra en operaciones la Superintendencia de Comunicación e Información (Supercom), dejó sentir todos sus efectos negativos durante el 2014.

 No obstante, la aplicación de esta legislación que violenta la libertad de expresión no es lo único que perturbó el estado de las libertades básicas en el Ecuador durante el 2014. También se reportaron cierre de medios, descalificaciones a quienes dan su opinión, discurso estigmatizante desde las más altas esferas del poder, criminalización a la protesta social y censura en Internet, que configuran un clima de rápido deterioro. Las agresiones recaen, sobre todo, en los medios de comunicación. Aquí entra en escena, una vez más, la aplicación arbitraria, discriminatoria y disciplinaria de Ley Orgánica de Comunicación con denuncias casi diarias y sanciones desproporcionadas a los medios, impuestas por la Supercom.

 Si se desglosan los números de las agresiones registradas por la Red de Monitoreo de Fundamedios se encuentra que las “Decisiones fiscales, judiciales y administrativas arbitrarias” es el principal tipo de agresión contra la libertad de expresión en el Ecuador, con 113 casos registrados. Como ya se explicó antes, las sanciones impuestas a los medios por la aplicación de la LOC, se contabilizan en esta categoría. Aunque también se incluyen otros procesos legales: penales, constitucionales, electorales, civiles y administrativos, cuando son desproporcionados.

Cabe destacar, por su importancia, que se registraron 6 “sentencias de cortes supremas o constitucionales que afectaron la libertad de expresión” y dos casos de “ Imputaciones o acusaciones formales hechas a trabajadores de los medios relacionadas con delitos de opinión”, lo que refleja que los procesos administrativos en la Supercom han provocado la disminución de juicios penales por calumnias o injurias.

 Las agresiones verbales ocupan el segundo lugar en este año con 46 casos. De ellas, 9 corresponden a “amenazas” contra periodistas y 37 a “declaraciones de autoridades y figuras públicas” que se traducen en la sistemática estigmatización de periodistas, artistas y líderes sociales por parte de altas autoridades de Gobierno, encabezadas por el propio Presidente de la República. El Enlace Ciudadano, programa de tres horas de duración que se transmite por más de 300 emisoras de radio y canales de TV a nivel nacional y conducido por el presidente Rafael Correa o su vicepresidente, se ha convertido en una plataforma habitual de insultos a quienes cuestionan su gestión o, simplemente, opinan distinto.

El tercer lugar lo ocupan las agresiones por el “uso abusivo del poder estatal” con 35 casos. De ellos destacan 15 cadenas dedicadas para descalificar a periodistas o analistas; 15 detenciones ilegales ocurridas en el marco de protestas en contra de las políticas del actual gobierno; y cuatro casos de controles estatales abusivos.

En cuarto lugar se ubican las agresiones por censura, con 5 casos de censura previa y 17 de censura en Internet, una agresión que ha ido en aumento en los últimos meses con la suspensión de cuentas en Twitter o bajas de contenido como fotografías o video en plataformas como Youtube, la mayoría de ellas propiciadas a través de las acciones de la empresa española Ares Rights, conocida por censurar contenido en Internet relacionado a temas que podrían resultar incómodos al poder.

Finalmente, se han reportado 15 casos de agresiones físicas contra periodistas; 13 hechos de uso abusivo del poder no estatal, es decir de particulares en contra de periodistas y medios; y finalmente se han reportado hasta 8 “Normas, proyectos o impedimentos que dificultan el acceso a la información pública y dificultan el trabajo periodístico”.

En cuanto a las víctimas, este año ha sido especialmente difícil para la generalidad de medios de comunicación en el Ecuador, pues han sido víctimas de 125 agresiones, casi el 50% del total de todos los casos. Cabe resaltar también que los medios privados son los más vulnerables con 110 agresiones, mientras que los medios en manos del Estado han sido víctimas de agresiones en 10 ocasiones.

En este escenario adverso para los medios cabe subrayar el cierre de cuatro de ellos durante julio y agosto: diario Hoy, diario La Hora en Manabí y El Oro y diario El Meridiano de Guayaquil. En el caso de La Hora Manabí, este anunció su cierre tras 16 años de difusión debido a “restricciones impuestas en la Ley de Comunicación y su Reglamento”, así como la falta de libertad de prensa, la censura y los pocos anunciantes. Mientras que diario Hoy, liquidado de manera forzosa tras 32 años de vida, denunció que una de las causas para su debilitamiento como empresa fue la aplicación del mencionado cuerpo legal.

Los periodistas y trabajadores de los medios ocupan el segundo lugar como víctimas por agresiones a la libertad de expresión con 60 casos. De ellos, los más vulnerables son los periodistas de prensa (19) y radio (15). Finalmente, las agresiones en contra de ciudadanos (24), ciber-activistas (16)  personajes públicos (15) y ONG (6) también han ido en aumento.

Al igual que en años anteriores, en el 2014 los principales agresores siguen siendo los mismos: El Estado (por medida administrativa, legislativa o judicial), responsable de 112 agresiones  y los funcionarios públicos, de 70 de ellas. El presidente de la República, Rafael Correa, por si solo acumula 33 casos como agresor directo, seguido por los cuerpos de seguridad estatal con 14.

 Un número elevado de agresiones también se registraron por parte de “Grupos violentistas” con 18 casos, seguido por “compañías que limitan la libertad de expresión en Internet”, con 15 casos.

Visite una serie de infografías con los detalles de las agresiones a libertad de expresión desde el 2008 hasta el 2014.

Anuncios

Autor: Fundamedios

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios, FUNDAMEDIOS, es una organización de la sociedad civil que apoya el desarrollo de medios de comunicación democráticos y el ejercicio del periodismo de calidad. En cada una de sus ramas, la Institución busca generar un debate permanente sobre la relación entre el periodismo y la sociedad. Además conocer los retos principales que enfrentan los periodistas en la labor diaria de informar y los nuevos cambios que la sociedad propone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s