La mordaza

Un espacio para difundir los efectos censuradores de la Ley de Comunicación de Ecuador

¿Para cuándo la reforma a la Ley de Comunicación en Ecuador?

Deja un comentario

Con un sabor agridulce es como celebran hoy el Día del Periodismo Ecuatoriano quienes son los encargados de contar lo que pasa en el país a diario, ya sea a través de la televisión, la radio o los periódicos.

De eso dan cuentan Paúl Romero, reportero de Ecuavisa, y Vicente Ordóñez, de El Universo, quienes llevan en este oficio más de 20 años y consideran que ‘La espada de Damocles’, como dice la frase popular, se mantiene  sobre la cabeza de los comunicadores.

“Para mí el cambio de Gobierno lo que ha bajado un poco es el nivel de hostilidad que tuvimos los periodistas desde el poder, desde el Gobierno (anterior), pero el grado de acceso a la información sigue siendo complejo, restringido y difícil”, indica Romero.

Restricciones 
El reportero agrega que si bien algunas instituciones han abierto “medianamente” la posibilidad de acceder a la información, “todavía mucha se oculta y, sobre todo, aquella que es determinante de los grados de corrupción… que son muchos”.

De hecho, este Diario constató ayer que en algunas instituciones como el Consejo de Educación Superior (CES) se ha establecido como una política que en las solicitudes de entrevistas a los funcionarios se envíen primero las preguntas por escrito.

En otras como el Consejo de Regulación de la Comunicación (Cordicom), en cambio, en vez de usar correos electrónicos, se pide a los periodistas que acudan a presentar en un documento escrito los pedidos de información  ante la secretaría general del organismo.

La Ley 
En criterio de Ordóñez, quien fue presidente de la Unión Nacional de Periodistas (UNP), el país es consciente de que la Ley de Comunicación, aprobada hace cinco años, en lugar de garantizar el acceso a la información terminó restringiendo “aún más” este derecho de la gente.

“No es de que con la Ley se logró recién establecer reglas de juego para el trabajo periodístico, siempre el periodista tuvo la rigurosidad. Lo que hizo el Gobierno durante los últimos 10 años es tratar de vender a la gente de que no éramos rigurosos en nuestro trabajo, que es distinto”, dijo.

Ordóñez cree que esta norma debe ser “derogada”, aunque con ello discrepa Patricia C., quien colabora con los medios públicos. Ella no quiso ser identificada, pero resaltó que esta norma ha permitido que mejoren los sueldos de los comunicadores.

Debate 
Entre los asambleístas también hay criterios divididos sobre este cuerpo legal. Lourdes Cuesta, de CREO, impulsa un proyecto para derogarla y reemplazarla por una Ley de Libertad de Expresión, algo que ya está en manos de la Comisión legislativa de los Derechos Colectivos.

En cambio, Marcela Holguín y Soledad Buendía, de Alianza PAIS, consideraron en que esta debe ser reformada. “Creo que es una Ley que tiene que convertirse en una Ley más punitiva en los ámbitos de eliminar los mecanismos que prorrogan la violencia en la sociedad”, sentenció Buendía.

Por lo pronto, por decisión del Consejo de Administración de la Legislatura (CAL) se prevé que el superintendente de Comunicación, Carlos Ochoa, sea llamado a rendir cuentas ante la Comisión de Fiscalización. Y Cuesta dijo que ella empezará a recoger firmas para un posible juicio político. (RVD)

Agresiones disminuyeron 
° De acuerdo con Fundamedios, el año pasado cerró con una cifra de 297 agresiones a la libertad de expresión, de un total de 2.348, desde 2008. El 2017 fue el primer año en el que se registró una disminución de ataques con un 40% menos, frente a los casos reportados en 2016, que cerró con 491. Desde la segunda mitad del año pasado, el discurso estigmatizante, los insultos y descalificaciones en contra de periodistas o activistas durante los enlaces sabatinos, y las sanciones casi diarias contra los medios de comunicación dejaron de sumar cifras exponenciales en los registros que realiza esta organización.

 

 

Publicación original de La Hora

Anuncios

Autor: Fundamedios

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios, FUNDAMEDIOS, es una organización de la sociedad civil que apoya el desarrollo de medios de comunicación democráticos y el ejercicio del periodismo de calidad. En cada una de sus ramas, la Institución busca generar un debate permanente sobre la relación entre el periodismo y la sociedad. Además conocer los retos principales que enfrentan los periodistas en la labor diaria de informar y los nuevos cambios que la sociedad propone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s