La mordaza

Un espacio para difundir los efectos censuradores de la Ley de Comunicación de Ecuador

Cuál es el futuro de la Ley de Comunicación

Deja un comentario

Uno de los ofrecimientos al inicio  del actual gobierno fue derogar o reformar la Ley Orgánica de Comunicación, con la que se persiguió, acosó y maltrató a ciertos medios  periodísticos; sin embargo que en uno de sus considerandos, que es la fundamentación jurídica constitucional  para argumentar y demostrar la razón o necesidad de crear  una ley que se va a promulgar, se declara que es “indispensable adecuar un régimen de legislación especializado que procure el ejercicio de los derechos de una comunicación libre, intercultural, incluyente, participativa, en todos los ámbitos de la interacción social….”  Continuar la discusión  sobre la opresión al libre pensar y opinar se lo ha hecho suficiente, siendo prohibido olvidar  la dictadura de la década desperdiciada, menos obviando las garantías catalogadas como derechos irrenunciables en nuestro Decreto Supremo.

En un análisis somero, para proclamar una verdadera libertad de prensa no fue  suficiente haber cesado en sus funciones al caporal  Carlos Ochoa, uno de los más feroces defensores de acallar y castigar a la prensa; de que ciertos rotativos manejables hayan silenciado hechos que  hoy  salen a la luz pública  y que sobrecogen por su temeridad; que abochornan a nuestra historia, pues si bien Ecuador como cualquier Estado no ha estado exenta de problemas de varias índoles, pero no como hoy que las paginas periodísticas se saturan dándonos a conocer en su verdadero contexto acontecimientos que han conmovido la conciencia nacional, como  el caso del asesinato del General Jorge Gabela y del secuestro frustrado del señor Fernando Balda; además de otras vicisitudes donde la  rapacidad ha sido la principal protagonista.

Actualmente la Ley Orgánica de Comunicación está en debate, por una parte quienes proponen la tesis de que sea derogada en su totalidad, y otra corriente, que sea reformada, eliminándose artículos  que hicieron del asedio una “cualidad” de luchar contra la prensa corrupta, sin escatimar los medios que se utilizaron, como el abuso de autoridad que permitió esconder en los cajones del poder la descomposición  política y social que asoló a nuestra patria.

Artículo de opinión por Mariana Guzmán Villena, publicación original de La Hora.

Anuncios

Autor: Fundamedios

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios, FUNDAMEDIOS, es una organización de la sociedad civil que apoya el desarrollo de medios de comunicación democráticos y el ejercicio del periodismo de calidad. En cada una de sus ramas, la Institución busca generar un debate permanente sobre la relación entre el periodismo y la sociedad. Además conocer los retos principales que enfrentan los periodistas en la labor diaria de informar y los nuevos cambios que la sociedad propone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s